Instrumentos para Ingenieros: Esclerómetros

Para los que no lo saben los esclerómetros son instrumentos de medición que se emplean para determinar la resistencia a la compresión en hormigones. Su funcionamiento consiste en una pesa tensada con un muelle. Dicha pesa tensada es lanzada contra la superficie del hormigón a estudiar y se mide su rebote.

 En el mercado existen 8 modelos diferentes de esclerómetros, sin embargo los más utilizados en construcción son los dos modelos siguientes:
• El modelo N con una energía de percusión igual a 2.207 Joule; sirve para el control del hormigón en los casos ordinarios la construcción de edificios y puentes.
• El modelo NR también con energía de percusión igual a 2.207 Joule; en principio es análogo al modelo N, pero con un dispositivo registrador.

A continuación les voy a comentar sobre un modelo en particular: el esclerómetro PCE-HT 225A.

Este esclerómetro es fabricado por PCE Ibérica y es de sencillo manejo, como se mencionó anteriormente se lo utiliza fundamentalmente en el sector de la construcción, además de otros sectores industriales (por ejemplo la comprobación de la dureza Wickel de la mercancía en rollos...). Este esclerómetro, en forma de martillo para comprobar el hormigón, se basa en el principio de medición de Schmidt.

La comprobación se realiza siempre bajo una misma energía de prueba de 2.207 J. La energía cinética de rebote inicial viene dada en el esclerómetro como una medida de la dureza del hormigón, de la presión sobre la superficie o de la resistencia a la presión (kg/cm² o su conversión a N/mm²). La calidad del hormigón se valora principalmente por su resistencia a la presión, ya que es un valor orientativo para comprobar la capacidad de carga y la durabilidad de las construcciones de hormigón. La resistencia a la presión se representa con una serie cifras y letras. Por ejemplo: B 21 quiere decir que se trata de un hormigón normal con una resistencia a la presión de 21 N/mm² (o 21 MN/m²). Existen diferentes valores hasta llegar a la clase superior de resistencia B 55.

PCE-IObérica asegura que con este esclerómetro se podrá clasificar el hormigón de manera sencilla, rápida y precisa. El esclerómetro se entrega calibrado de fábrica, pero se puede solicitar un certificado de calibración ISO opcional (pago adicional).

2 Comentarios:

El Informante dijo...

La ISO no entrega certificados ya que no se dedica a calibrar, certificar o acreditar empresas o productos sino a realziar normas y por conclusión no existen "certificados de calibración ISO" hay que poner atención a las fuentes.
Saludos de El Informante.

Roberto Batalla dijo...

Muchas gracias por el comentario. Para tenerlo en cuenta!

Publicar un comentario en la entrada